Los fogones de Irene: Costillas con miel y mostaza al horno y patatas hasselback

Costillas con miel y mostaza al horno y patatas hasselback



Normalmente queremos cocinar un plato y pensamos en la guarnición o acompañamiento que le puede ir, pero a mí esta vez me ha pasado al revés. Varias veces he visto en internet la receta de las patatas hasselback. Se trata de unas patatas asadas coratadas en láminas, pero sin llegar al fondo por lo que quedan enteras. Se puede rellenar de bacon o queso o comer tal cual con un poco de sal. Así que este domingo me decidí por fin a probarlas y las hemos comido como acompañamiento de unas ricas costillas al horno con miel y mostaza... para chuparse los dedos!


INGREDIENTES
- 1 costillar de cerdo
- 1 o 2 patatas por persona
- Mantequilla
- 2 cucharadas de mostaza
- 3 cucharadas de miel
- Ketchup
- Vinagre de módena
- Especias al gusto

ELABORACIÓN
Para que las costillas cogieran todo el sabor del aderezo las podemos preparar el día antes como hice yo. Mezclamos en un bol la miel, la mostaza, un poco de ketchup o salsa de tomate, un chorrito de vinagre de módena, sal y las especies que más nos gusten. Yo usé perejil, ajo en polvo, orégano y albahaca. Untamos las costillas con esta mezcla y las dejamos en la nevera 24 horas macerando.

Al día siguiente comenzamos con las patatas. Las lavamos bien y las vamos cortando haciendo finas rodajas sin llegar al final. Si son muy irregulares os recomiendo hacer primero un pequeño corte en un lateral para que asiente bien y no se mueva mucho. Así será más fácil cortarla y servirla luego. Las ponemos en una bandeja apta para el horno y echamos sal y un poco de mantequilla sobre cada una. Horneamos a 180-190ºC durante unos 20 minutos.

Cuando ya estén casi asadas las patatas metemos las costillas en el horno y dejamos que se vayan haciendo a la vez hasta que esté listo. En unos 20 minutos estarán listas para llevar a la mesa.


Espero que os guste.